viernes, 10 de marzo de 2017

IMPRESIONES SUBACUÁTICAS

"Submarine" de Richard Ayoade (2010): En un pueblo perdido, la crisis de pareja adquiere  dos dimensiones con su iniciación e incierta consolidación (https://www.youtube.com/watch?v=JSRUYJ_nkYI). LLegamos al filme por la vía del fastidio, pues, luego de atraernos el videoclip de Radiohead, lo descubrimos como un muy meritorio segmento de una película más,  "Ils se marierent et eurent beaucoup d'enfants" de Yvan Attal (2003), harto convencional (https://www.youtube.com/watch?v=tWFkbMJzGII&t=3271s): la red ofrecía como alternativa, la cinta de Ayoade.  Y es que hemos intentado profundizar en Youtube para pescar filmes meritorios, a veces, encontrando uno que otro, pero es de notar que frecuentemente está poblado de motivos cinematográficos sensibleros e, incluso, ridículos, quizá acorde a la demanda.

El sumergible está dividido en tres capítulos que dan cuenta de una joven precozmente manipuladora, la que vive una tragedia en casa, frente al administrado conformista que se cree maduro, incluso, para interpretar y resolver las diferencias conyugales en casa. ¿Qué retuvo nuestra atención? Quizá escenas como la que representa la depresión (el rostro y la actitud del actor ayudan mucho), con el zambullido del adolescente trajeado en la piscina, y todo el entramado de los puentes, la estafa del ilusionista de la auto-ayuda, la - en algo - resistencia ante el "bulín" colegial, el gesto de ayuda del profesor. Por cierto, nada caribeña la conducta y estampa del taciturno protagonista, el de un pueblo perdido y apagado que relega al biólogo marino: nueve kilómetros de profundidad tiene el océano y, todos, se sumergen preventivamente.
LB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada