jueves, 9 de marzo de 2017

AVISO

Diseño muy particular, en sintonía con las tendencias estéticas de la época. Correspondencias muy definidas que, en el caso venezolano, se concretó en la arquitectura y, por supuesto, en la plástica. Fenómeno en algo repetido, apenas, años más tarde con el cinetismo que no tuvo probablemente equivalente en el limitado aeroedinamismo de los automóviles. Seguramente, fue un carro económicamente accesible y cómodo para la ciudad que enfrentó la competencia con unidades más voluminosas de las empresas estadounidenses que dominaron nuestro mercado.  BMW de cuatro ruedas, o una motocicleta de cuatro ruedas y cabina. A lo mejor endeble, pero de un diseño muy atractivo y contrastante, reminiscencia de la entreguerra europea. ¿Cuántas unidades se venderían? ¿Precedió al masivo éxito de los abaratados escarabajos? ¿Cuáles colores? El aviso, tomado de El Nacional, Caracas, julio de 1958.
LB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada