domingo, 30 de noviembre de 2014

NUEVOS DESAFÍOS

Nuevamente, María Corina
Luis Barragán


Perogrullada aparte, el conflicto político en una sociedad democrática no acarrea inmediatamente el riesgo personal y el peligro físico para zanjar las diferencias, como suele ocurrir bajo las dictaduras.  Riesgo y peligro que asoman toda su importancia cuando quiebran las instituciones y sus representantes y relacionados, procuran literalmente sobrevivir a las amenazas reales que generan sus posturas como ediles o parlamentarios, líderes vecinales, gremiales o de opinión, o – simplemente – quejumbrosos voceros de un malestar generalizado. Acotemos rápidamente, raras veces hay dictaduras sin la armazón básica de una estructura que diga de una fachada institucional que le conceda cierta prestancia  al Estado.

Meses atrás, María Corina Machado acudió a la Fiscalía General de la República para declarar  por largas horas, aunque – lo ha referido – jamás le preguntaron sobre el motivo de su citación. Y, de nuevo, ha sido requerida ya no como testigo, sino como imputada por magnicidio.

Por aire, mar y tierra ha sido perseguida quien no ha ocultado sus afanes democráticos para superar la actual crisis que aqueja a todos los venezolanos, fundada nada más y nada menos que en la propia Constitución de la República. La sola y por siempre presunta destitución administrativa como diputada, apenas ejemplifica la inexistencia real de una división efectiva de los órganos del Poder Público en Venezuela.

Sufriendo el mayor de los riesgos, peligros y amenazas, ella representa una política de servicio al país con la cual nos identificamos.  Una alternativa para la transición que, por lo demás, ha sido intensa y democráticamente debatida en las numerosísimas asambleas de ciudadanos que, ya consolidadas en el oriente y occidente,  faltando los otros puntos cardinales, desembocará en el Congreso Ciudadano Nacional.

Nuevos desafíos se empinan en el horizonte de un esfuerzo político que ha de conjugar la experiencia con la imaginación, en esa inevitable conjunción que exigen las circunstancias, más allá de la política como espectáculo de la que es el mejor exponente un gobierno tan repleto de recursos mediáticos, reflejándose curiosamente en ciertos sectores de la oposición. Hay un duro combate cívico por delante, requerido de las convicciones y destrezas, voluntad y perseverancia que obligan a un liderazgo alternativo, como el que también encarna con nuevos bríos María Corina, el cual no se explica sin la indispensable unidad hecha de la audacia y de la sensatez que abren el camino hacia la libertad que nadie nos regalará.

Fuente:


VIAJE A LAS ESTRELLAS

¿Del gobierno o de a oposición?
Luis Barragán


Quizá el mayor número de desavenencias, malentendidos  y confrontaciones cotidianas se dan en el lento y díscolo transitar de nuestras calles y avenidas. Por lo que respecta a la autoridad, constituye un motivo de fastidio zanjar las diferencias o se abre la posibilidad de un buen negocio, solventándolas arbitrariamente para borrar  la más mínima noción de ciudadanía.

Recientemente, en la ciudad de Barquisimeto, buscando para cenar antes de regresar al centro del país, concluido el Congreso Ciudadano de Occidente, el diputado Freddy Marcano y el suscrito hallamos una particular alcabala policial nocturna: varios conos consabidamente anaranjados apaisajaban a un par de agentes policiales y, al reducir nuestra velocidad, uno de ellos pidió que orillásemos el vehículo a la derecha. Estacionados, se acercó el agente empuñando la pistola para advertirnos de un operativo navideño que incluía la retención de las personas para recibir una charla en materia de tránsito, con las molestias del caso, y – seguidamente –  pidió nuestra identificación.

Nos identificamos como todo ciudadano, cédula en mano, y antes que Freddy sacara la licencia y los papeles del vehículo, insistiendo la autoridad en las molestias que acarrea el tal taller, preguntó cuál es nuestro oficio y por qué pasábamos por una avenida, por cierto, tan transitada. No hubo más remedio que identificarnos a través de nuestras credenciales como parlamentarios nacionales que, al principio,  el policía creyó como de ejecutivos  gubernamentales hasta que se percató de las señas de la Asamblea Nacional.

“¿Diputados del gobierno o de la oposición?”, nos interrogó con vacilación que no es igual a tímidez, pero le respondimos clara, directa y simplemente: diputados a la Asamblea Nacional. Probablemente, la situación  no estaba en su manual, dando inmediatamente las buenas noches.

Nos aparcamos cerca del raro operativo para comer y notamos que ambos policías uniformados se asomaron al restaurante, por lo que decidimos que, al terminar, los abordaríamos para conocer sobre tamaño esfuerzo por preservar la seguridad de todos. Sin embargo, minutos más tarde, ya comidos, antes de abordar nuestro vehículo, ni el menor indicio de los conos rasgaba la noche que avanzaba.

Ciertamente, no es la primera vez que ocurre, mostrando la debilidad de algo que llaman inmunidad (es) parlamentaria (s), porque – de un lado –únicamente cobra importancia la condición de parlamentario del PSUV a todo evento. Varias han sido las diligencias, añadidas las que procuraban informarnos y alcanzar la libertad de los jóvenes detenidos, tras las conocidas protestas, donde nada importa la condición de parlamentarios: en una ocasión, nos advirtió un alma piadosa de placa policial que, al sabernos de la oposición, nos rodearían unas mujeres-policías para inventar un incidente desagradable que podía significar la promoción profesional de las provocadoras, tomando las precauciones del caso; o, en otra, con motivo de la retención de María Corina Machado en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, intentando indagar su retención por más de una hora, vimos cómo desplegaron la modalidad los funcionarios del lugar frente a Leomagno Flores, Carlos Berrizbeitia y el suscrito.

Tenemos – por otro lado – que la (s) inmunidad (es) parlamentaria (s) tienen muy poco valor institucional, susceptible de cualesquiera de las trampas que  ideé al instante el gobierno, cuando no de la directa conspiración desde el propio Estado que controlan, usando y abusando de sendos mecanismo de inteligencia para diseñar un espectáculo, trátese de Wilmer Azuaje o de Juan Carlos Caldera. Por supuesto, siempre que seamos diputados de la oposición, aunque no tardará la práctica en dar alcance entre las propias esferas del oficialismo, ya que una modesta disidencia, puede autorizar la violación de un privilegio o fuero que no es del diputado, sino de la cámara y sus vitales funciones: entonces, ¿qué puede esperarse para el ciudadano común?

Fuente: http://diariocontraste.com/en/barragan-del-gobierno-o-de-la-oposicion/

ESTRIDENCIA

De la sonoridad del hampa y del deterioro
Luis Barragán


Un colega parlamentario de la oposición nos comentó sobre el natural esfuerzo de toda alcaldía para cubrir las fechas decembrinas con una festividad que le conceda un ambiente diferente a sus agobiados habitantes, por lo que – suponemos – votó la astronómica cifra que, a través de un crédito adicional, conquistó el burgomestre del Municipio Libertador para algo más que un sarao navideño. Decidimos no intervenir en la sesión plenaria de la Asamblea Nacional al respecto, porque debimos hacerlo con otro tema, en un turnocercano. Sin embargo, fue inevitable aludirlo.

Nos tocó ventilar la solicitud del crédito adicional favorable a la remodelación, ampliación y equipamiento de las áreas de esparcimiento y actividades de recreación de los cadetes de la Guardia Nacional Bolivariana y lo apoyamos porque ya lo había hecho la oposición representada en la Comisión Permanente de Finanzas.  Por una parte, no impidió que cuestionáramos tamaña solicitud por varios motivos: siendo un gasto previsible, era perfectamente presupuestable en lugar de someterlo a una solicitud contingente y tardía,  en medio de la discusión del Proyecto de Presupuesto para 2015; la solicitud nos pareció contraproducente, pues, siendo clave el parlamento para unas distintas relaciones civiles-militares,  mejor aporte a la Fuerza Armada es la discusión y aprobación del Proyecto de Ley de Defensa y Desarrollo de la Fachada Atlántica, el cual introdujimos en 2013, en vez de una vicisitud tan rutinaria y que la expone al más disímil intercambio de opiniones; la cifra para la remodelación, ampliación y equipamiento (más de 39 millones de bolívares),  le es negada a las universidades públicas y autónomas y hasta para la preservación de los espacios de la Universidad Central de Venezuela, declarados - nada más y nada menos -  como patrimonio de la humanidad, por la UNESCO.

Por otra, resultó imposible olvidar la solicitud de dinero para el tal programa internacional  Suena Caracas que, faltando poco, contempla la inversión constante y sonante (SIC) de dólares para la contratación de sendos artistas extranjeros, entre otros asuntos. Todo el mundo sabe de la sonoridad de la ciudad capital, por el hampa y el deterioro que terriblemente la aquejan, aunque pudimos abundar sobre  los dólares que tanto faltan para alimentos, medicamentos, etc.

Hay demasiado cinismo en eso que llaman socialismo del siglo XXI, respondiendo a la descomunal crisis que ha generado y que cada vez le cuesta más represar, tapándola con un espectáculo tras otro, aunque ya no alcance el dinero para tanto bullicio.  A nadie puede contentarle el estrepitoso fracaso de la reunión de la OPEP en Viena que gozaba de otras expectativas para el canciller Ramírez, pero resulta inevitable inculpar a los propulsores de la otra Venezuela Saudita, añadido el indecible endeudamiento, por no citar que, de haberse cumplido con los planes que heredó en PDVSA e inmediatamente repudió, más de década y media atrás, estaríamos produciendo cinco millones de barriles diarios, con amplios mercados para los derivados, la faceta más importante del esfuerzo energético.

Suena el gobierno, pretendiendo burlarse de la buena fe de los venezolanos:  la mayor estridencia es el del hampa y el deterioro que exhiben un auge que no cesa. Intimidad del fracaso, nunca será secreto para nadie.

Fuente: http://opinionynoticias.com/opinionpolitica/21183-de-la-sonoridad-del-hampa-y-del-deterioro

NAVEGAR

NOTITARDE, Valencia, 30 de noviembre de 2014
“Caminando con Cristo”
Vigilar, esperar y orar (Mc. 13,33-37)
Pbro. Lic. Joel de Jesús Núñez Flautes

Los cristianos católicos comenzamos hoy un nuevo año litúrgico con el tiempo del Adviento. Hoy es el primer domingo de adviento; tiempo que nos prepara a la Navidad, a la celebración del Misterio del Nacimiento de Nuestro Salvador, Jesucristo. Adviento significa tiempo de espera, de vigilancia, de expectación ante la llegada del Señor que llega a redimir a la humanidad y tiempo que nos prepara también a la última y definitiva venida de Nuestro Divino Redentor que vendrá como Rey, Pastor y Juez a juzgar a la humanidad, como lo decíamos el domingo pasado con la celebración de Cristo Rey.
Así pues, el adviento tiene un doble movimiento: 1. Nos hace rememorar la espera de los profetas, del Pueblo del Israel, de toda la humanidad que aguardaba por la llegada del Mesías-Redentor, acontecimiento que celebramos litúrgicamente en Navidad. 2. Última y definitiva venida de Cristo al mundo. Decimos última, porque no dudamos que Cristo diariamente venga a la vida del creyente a fortalecerle con sus dones; viene a través de los sacramentos; especialmente de la Eucaristía. Decimos última y definitiva, porque allí le veremos tal cual es; contemplaremos su rostro y se hará latente para nosotros aquello que creemos y celebramos en la fe de lo que ya antes se nos reveló en la primera venida de Cristo al mundo. Podemos ver que lo que separa a un momento y otro del tiempo del adviento antes descrito es el presente; el aquí y ahora, lo que quiere decir, que el cristiano tiene que estar en vela, en trabajo continuo por el Reino y en oración, hasta que su Señor se manifieste plenamente. Es la tensión del pasado marcado y señalado por la venida de Jesús; del presente que debe vivirse en vigilancia, en trabajo-acción por hacer que el amor reine en este mundo, en medio de las relaciones familiares, en los acontecimientos personales, en las realidades eclesiales y sociales de cada día y el futuro que no es esperar con angustia neurótica; sino con la paz del que se goza de que su Dios regrese.
De vigilancia, de espera y oración se nos hablará entonces en este tiempo de expectación, como lo podemos leer en las lecturas de este primer domingo de adviento; especialmente en el evangelio y para ello a lo largo de estas cuatro semanas se nos  presentarán dos personajes bíblicos, Juan El Bautista y María de Nazaret, que se convierten en modelo de lo que necesita ser la vida de un cristiano que está a la espera de su Señor y Salvador.
La parábola del evangelio de hoy conocida como la parábola del portero nos dice que el tiempo presente para el cristiano es de “vigilancia” y nuestro vigilar ha de ser activo y permanente porque no sabemos el día del retorno del Dueño de la casa. Los destinatarios de esta parábola somos todos los cristianos, cada uno en el lugar que ocupa dentro de la comunidad de fe. Cada cristiano debe vivir en la espera del Señor sin la angustia de su retorno, sino con la certeza de que Dios es nuestro Padre y nos invita a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo. Por tanto, vigilancia, espera y oración (como diálogo constante y amistoso con Dios) son inseparables en la vida del discípulo de Cristo. Así toda la vida cristiana ha de ser un perenne adviento de vigilancia y oración contra las fuerzas del mal que a diario nos saltan.
Ida y retorno: El próximo domingo 7 de diciembre el Seminario Ntra. Sra. Del Socorro va a celebrar su acostumbrado Domingo Familiar, donde dentro de los invitados especiales contará con la presencia de algunos de los peloteros de Los Navegantes del Magallanes que vienen a apoyar este evento que reúne a la familia cristiana católica de nuestra Arquidiócesis. Acércate a colaborar y oremos por el éxito de este evento en favor de nuestra Casa de Formación sacerdotal.
Agradezco la invitación de la Alcaldía de San Diego que me pidió bendecir, por primera vez, como párroco de la Parroquia La Resurrección del Señor de la Esmeralda, el Parque de La Navidad de San Diego, donde bendijimos el árbol de Navidad y el Nacimiento que nos recuerdan que el centro de la Navidad que estamos pronto a celebrar los cristianos católicos es Cristo Jesús, nuestro Salvador.

Cfr. José Martínez de Toda (SJ): http://radioevangelizacion.org/node/2439
Ilustración: Gerhard Richter.

AVISAD

Una Iglesia despierta
José Antonio Pagola

Las primeras generaciones cristianas vivieron obsesionadas por la pronta venida de Jesús. El resucitado no podía tardar. Vivían tan atraídos por él que querían encontrarse de nuevo cuanto antes. Los problemas empezaron cuando vieron que el tiempo pasaba y la venida del Señor se demoraba.
Pronto se dieron cuenta de que esta tardanza encerraba un peligro mortal. Se podía apagar el primer ardor. Con el tiempo, aquellas pequeñas comunidades podían caer poco a poco en la indiferencia y el olvido. Les preocupaba una cosa: «Que, al llegar Cristo, nos encuentre dormidos».
La vigilancia se convirtió en la palabra clave. Los evangelios la repiten constantemente: «vigilad», «estad alerta», «vivid despiertos». Según Marcos, la orden de Jesús no es solo para los discípulos que le están escuchando. «Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: Velad». No es una llamada más. La orden es para todos sus seguidores de todos los tiempos.
Han pasado veinte siglos de cristianismo. ¿Qué ha sido de esta orden de Jesús? ¿Cómo vivimos los cristianos de hoy? ¿Seguimos despiertos? ¿Se mantiene viva nuestra fe o se ha ido apagando en la indiferencia y la mediocridad?
¿No vemos que la Iglesia necesita un corazón nuevo? ¿No sentimos la necesidad de sacudirnos la apatía y el autoengaño? ¿No vamos a despertar lo mejor que hay en la Iglesia? ¿No vamos a reavivar esa fe humilde y limpia de tantos creyentes sencillos?
¿No hemos de recuperar el rostro vivo de Jesús, que atrae, llama, interpela y despierta? ¿Cómo podemos seguir hablando, escribiendo y discutiendo tanto de Cristo, sin que su persona nos enamore y trasforme un poco más? ¿No nos damos cuenta de que una Iglesia “dormida” a la que Jesucristo no seduce ni toca el corazón, es una Iglesia sin futuro, que se irá apagando y envejeciendo por falta de vida?
¿No sentimos la necesidad de despertar e intensificar nuestra relación con él? ¿Quién como él puede liberar nuestro cristianismo de la inmovilidad, de la inercia, del peso del pasado, de la falta de creatividad? ¿Quién podrá contagiarnos su alegría? ¿Quién nos dará su fuerza creadora y su vitalidad?

Fuente: http://somos.vicencianos.org/comentarios/2014/11/26/domingo-1o-de-adviento-reflexion-de-jose-antonio-pagola-2/
Cfr. Isabel Vidal de Tenreiro: http://elimpulso.com/articulo/buena-nueva-estar-preparados-3
Ilustración: Warren Dykeman,

TRAYECTORIA

El Dios que hay en ti
sigue esperando que despiertes
Fray Marcos (Rodríguez)

INTRODUCCIÓN
Estamos en el día de Año Nuevo de la liturgia. Comenzamos con el Adviento, que no es solamente un tiempo litúrgico, sino toda una filosofía de vida. Se trata de una actitud vital que tiene que atravesar toda nuestra existencia. No habremos entendido el mensaje de Jesús, si no nos obliga a vivir en constante Adviento.
Lo importante no es recordar la primera venida de Jesús; eso no es más que el pretexto para descubrir que ya está aquí. Mucho menos prepararnos para la muerte (segunda venida), que sólo es una gran metáfora. Lo verdaderamente importante es descubrir que está viniendo en este instante.
Todo el AT está atravesado por la promesa y por la espera. Durante dieciocho siglos, desde Abrahám hasta Jesús, el pueblo judío ha vivido esperando que Dios cumpliera sus promesas.
Pero fijaos bien en una cosa: Dios les va prometiendo lo que ellos, en un momento determinado, más ansían. A Abrahán, descendencia; a los esclavos en Egipto, libertad; a los hambrientos en el desierto, una tierra que mana leche y miel; cuando han conquistado las ciudades de Canaán, una nación fuerte y poderosa; cuando están en el Exilio, volver a su tierra; cuando destruyen el templo, reconstruirlo; etc., etc..
Curiosamente, Dios nunca promete ni da nada, antes que el hombre lo desee. En el AT siempre les promete cosas terrenas, caducas, transitorias, porque es lo único que ellos esperan.
Jesús apunta hacia una salvación muy distinta. "He venido para que tengan vida y la tengan abundante."
La trayectoria del pueblo judío debía hacernos reflexionar profundamente. ¿Se trata de un Dios que durante dieciocho siglos les puso la zanahoria delante de las narices o el palo en el trasero, para hacerles caminar según su voluntad? Sería ridículo. Dios nunca hace promesas para el futuro, por la sencilla razón de que ni tiene nada que dar ni tiene futuro.
Las promesas de  Dios, son hechas por los profetas, como una estratagema para ayudar al pueblo a soportar momentos de adversidad, que ellos interpretaban como castigo por sus pecados.
En contra de lo que se nos ha dicho siempre, nada de lo que anunciaron los profetas, se cumplió en Jesús. Gracias a Dios, porque todos los textos están encaminados hacia una salvación material. Lo único que esperaban de Dios eran seguridades.
Claro que podemos y debemos entender todas aquellas imágenes como metáforas. ¿Las entendieron así los profetas? Iría en contra de la manera de sentir a Dios en aquel tiempo. Los verdaderos valores del espíritu y el verdadero valor de la persona humana es una absoluta novedad de Jesús, para la que no estaban preparados ni los mejores rabinos y especialistas de la Ley. Si algún profeta intuyó esos valores, fue un grito que se perdió en el desierto.
CONTEXTO EVANGÉLICO
Comenzamos el ciclo B, pero no hay ruptura con el final del ciclo A. El domingo pasado leíamos la última parábola del evangelio de Mateo. Hoy leemos lo último del evangelio de Marcos. Los dos tiene como trasfondo la última venida de Cristo, que aquellas comunidades creían cercana, y que utilizan para invitar a vivir con coherencia.
EXPLICACIÓN
La clave del relato está en la actitud de los criados. Para provocar esa actitud nos habla de lo inesperado de la llegada del dueño de la casa. Lo que nos quiere decir es que Dios está siempre viniendo. Él es “el que viene”.
La humanidad vive un constante adviento, pero no por culpa de un Dios cicatero que se complace en hacer rabiar a la gente obligándole a infinitas esperas antes de darle lo que tanto ansían. Estamos todavía en Adviento, porque estamos dormidos o soñando con logros superficiales, y no hemos afrontado con la debida seriedad la existencia. Todo lo que espero de fuera, lo tengo ya dentro.
“Mirad, Vigilad”. Para  ver no sólo se necesita tener los ojos abiertos, se necesita también luz. No se trata de contrarrestar el repentino y nefasto ataque de un ladrón. Se trata de estar despierto para afrontar la vida con una conciencia lúcida. Se trata de vivir a tope una vida que puede trascurrir sin pena ni gloria.
Si consumes tu vida dormido, no pasa nada. Esto es lo que tenía que aterrarte; que pueda trascurrir tu existencia sin desplegar las posibilidades de plenitud que te han dado. La alternativa no es salvación o condenación. Nadie te va a condenar. La alternativa es o plenitud humana o simple animalidad.
“Pues no sabéis cuándo es el ‘momento’”. En griego hay dos palabras que traducimos al castellano por “tiempo”: “kairos” y “chronos”.
Chronos significa el tiempo astronómico, relacionado con el movimiento de los cuerpos celestes. “La medida del movimiento, según un antes y un después”, como diría Aristóteles.
Kairos sería el tiempo sicológico. Significa el momento oportuno para tomar una decisión por parte del hombre.
Por no tener en cuenta esta sencilla distinción, se han hecho interpretaciones descabelladas de la Escritura. En el evangelio que acabamos de leer, se habla de kairos, es decir del tiempo oportuno. Naturalmente que el hombre, como creatura material, se encuentra siempre en el chronos, pero lo verdaderamente importante para él es descubrir el kairos.
APLICACIÓN
El punto clave de nuestra reflexión debe ser: ¿Esperamos nosotros esa misma salvación que esperaban los judíos? Si es así, también nosotros vamos de culo y cuesta arriba; Jesús no puede ser nuestro salvador.
La mejor prueba de que los primeros cristianos, verdaderos judíos, no estaban en la auténtica dinámica para entender a Jesús, es que no respondió a sus expectativas y creyeron necesaria una nueva venida. Esta vez sí, nos salvaría de verdad, porque vendría con “poder y gloria”. ¿No os parece un poco ridículo? Precisamente, la médula de su mensaje está en que la salvación que Dios nos ofrece, está en la entrega y el don total, no en la gloria y el poder por encima de los demás.
En las primeras comunidades se acuñó una frase, repetida hasta la saciedad en la liturgia: “Maranatha” (ven, Señor Jesús). Vivieron la contradicción de una escatología realizada y otra futura.
“Ya, pero todavía no”. “Ya”, por parte de Dios, que nos ha dado ya todo lo que necesitamos para esa salvación. Si no fuera así, se convertiría en un tirano. “Todavía no”, por nuestra parte, porque seguimos esperando una salvación a nuestra medida y no hemos descubierto el alcance de la verdadera salvación, que ya poseemos.
Aquí radica el sentido del Adviento. Porque “todavía no” ha llegado la verdadera salvación, tenemos que tratar de adelantar el “ya”. Eso, nunca lo conseguiremos, si permanecemos dormimos.
¿Cómo podemos seguir luchando con todas nuestras fuerzas por un mayor consumismo y a la vez convencernos de que la felicidad está en otra parte? Creo que es una tarea imposible. Descubrir esa trampa, sería estar despiertos.
El ser humano sigue esperando una salvación que le venga de fuera, sea material, sea espiritual. Pero resulta que la verdadera salvación está dentro de cada uno. En realidad Jesús nos dijo que no teníamos nada que esperar, que el Reino de Dios estaba ya dentro de nosotros. En este mismo instante está viniendo. Si estamos dormidos, seguiremos esperando.
La falta de encuentro se debe a que nuestras expectativas van en una dirección equivocada. Esperamos que Dios llegue desde fuera. Esperamos actuaciones espectaculares por parte de Dios. Esperamos una salvación que se me conceda como un salvoconducto, y eso no funciona.
Da lo mismo que la espere aquí o para el más allá. Lo que depende de mí no lo puede hacer Dios ni lo puede hacer otro ser humano. Esta es la causa de nuestro fracaso. Seguimos esperando que otro haga lo que solamente yo puedo hacer.
También la religión me ofrece salvación, pero sólo puede salvarme de las ataduras que ella misma me ha colocado. Ninguna institución puede darme lo que ella no tiene. Dios es la salvación y ya está en mí.
Lo que de Dios hay en mí es mi verdadero ser. No tengo que conseguir nada ni cambiar nada en mí auténtico ser, simplemente tengo que despertar y dejar de potenciar mi falso yo. Tengo que salir del engaño de creer que soy lo que no soy.
Esta vivencia me descentrará de mí mismo y me proyectará hacia los demás. Me identificaré con todo y con todos. Mi falso ser, mi individualidad se desvanecerá. Esa experiencia de salvación transformaría radicalmente mi comportamiento con los demás y con las cosas.
El verdadero problema está en la división que encontramos en nuestro ser. En cada uno de nosotros hay dos fieras luchando a muerte: Una es mi verdadero ser que es amor, armonía y paz; otra es mi falso yo que es egoísmo, soberbia, odio y venganza. ¿Cual de las dos vencerá? Muy sencillo y lógico. Vencerá aquella a quien tú mismo alimentes.
Como los judíos, seguimos esperando una tierra que mane leche y miel; es decir mayor bienestar material, más riquezas, más seguridades de todo tipo, poder consumir más... Seguimos pegados a lo caduco, a lo transitorio, a lo terreno. No necesitamos para nada, la verdadera salvación o, a lo máximo, para un más allá.
Sin necesidad no puede haber verdadero deseo, y sin deseo no hay esperanza. Hoy ni los creyentes ni los ateos esperamos nada más allá de los bienes materiales. Dios sigue esperando.
Meditación-contemplación
“Despierta tú que duermes, y Cristo será tu luz”.
Para ver se necesita tener lo ojos bien abiertos,
pero también se necesita una buena luz.
De estas dos realidades tienes que preocuparte.
………………
No se trata de los ojos del cuerpo, sino los del “alma”.
Curiosamente, no se puede ver desde dentro
si no tienes los ojos del cuerpo cerrados
y la razón despegada de los asuntos terrenos.
………………
La luz que puede ayudarte sí puede venir de fuera de ti.
La experiencia interior de los demás
puede ser la mejor luz que ilumine tu vida.
Para nosotros, la experiencia de Jesús, será la mejor guía.
Esa vivencia está más allá de todo lo que se puede decir sobre él.

Fuente: http://www.feadulta.com/anterior/Ev-mc-13-33-37-MR.htm
Ilustración: Warren Keating.

sábado, 29 de noviembre de 2014

BITÁCORA

video

Finalizando a interpretación del Gloria al Bravo Pueblo. Congreso Ciudadano de Occidente. Barquisimeto, 28/11/2014.



María Corina Machado consigna carta al CNE cuestionando la postulación de las rectoras en ejercicio. Menos de cinco horas después, el SEBIN la cita y da una rueda de prensa en Bejucal.


Ésta última: Vanessa Navas Noticias24

martes, 25 de noviembre de 2014

CURIOSO


Centenario interrogador de Pérez Jiménez

Ox Armand

Un amigo nos avisó y nos metimos en el centro de Caracas. En efecto, curiosamente hay afiches pegados – muy pegados - alusivos al centenario de Marcos Pérez Jiménez, iniciada apenas la segunda  década de otro milenio. Vale decir, andado tanto camino, vuelve el prototipo de la Venezuela que superamos o creímos superada. Éste es el caso, además de los otros que muy brevemente nos interrogan: La república post-rentista, ¿versionará a regímenes parecidos al del hijo de Michelena? ¿Por qué tiene todavía afectos? ¿Es tal el vacío de propósitos, doctrinas y programas que todavía halla audiencia entre quienes – simplemente – no lo vivieron? ¿Muchachos que ingenuamente se sienten entusiasmados por él responden a ese vacío? ¿Un atavismo adicional?

Los afiches en cuestión, por lo menos, están entre las esquinas de La Bolsa a Pedrera de Caracas. ¿Cómo lograron pegarlos para confundirse con paredes de gruesas capas de suciedad, un  polvo y gas que nos subleva en el peligroso casco histórico citadino? ¿Tendrán por origen a genuinos partidarios o agradecidos herederos de quienes hicieron fortuna bajo su régimen? ¿Lograron pegar tan elaboradas y costosas piezas, adhiriendo  otra propaganda que las solapara? ¿Conseguirán la atención del transeúnte? ¿s posible que los grandes opinadores sean indiferentes ante ese algo qe se asoma, quizá un fenómeno espontáneo o de laboratorio que puede dar dolores de cabeza? ¿Será un operativo gubernamental para insuflar una oposición realmente fascista, todo un enemigo a la medida, de acuerdo al juego político que desea construir para la venidera década?

CUADERNO DE BITÁCORA

Antes de comenzar la sesión de hoy en la Asamblea Nacional, conversábamos varios parlamentarios en los jardines. Notamos que un trío de cuerdas, apostado en un rincón del palacio, ensayaban algunas piezas. Dejamos el grupo y nos acercamos. Muy atentos, dejaron que los grabara por un momento, identificandose como integrantes de la Orquesta Filarmónica Nacional. ¿El motivo? Complementaron un acto del grupo de amistad venezolano-ruso que se hizo brevemente para inaugurar una exposición fotográfica de la embajada. Inevitable, fue una peque bocanada de oxígeno la que tomamos (LB).

video

PEDIR LA PALABRA

Luis Barragán
La Ley de Defensa y Desarrollo de la Fachada Atlántica es una mejor contribución del parlamento a la Fuerza Armada que la aprobación de un contingente crédito adicional, cuyo objeto era previsible y susceptible de presupuestar debidamente


En la sesión plenaria de la Asamblea Nacional de hoy (25), fue planteado un crédito adicional de Bs.  39.547.906,32 a favor de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela para la “remodelación, ampliación y equipamiento de áreas de esparcimiento y actividades de recreación de cadetes de la Academia Militar de la Guardia Nacional”, donde intervino el diputado opositor Luis Barragán y, seguidamente, si que le diera el derecho a réplica que pidiera, el diputado Darío Vivas, quien lo fustigó.

En efecto, el diputado Barragán inició su intervención apoyando la solicitud del crédito adicional consecuencia con la votación favorable que hicieron sus colegas de la oposición que integran la Comisión Permanente de Finanzas, pero hizo severas observaciones en torno a una solicitud que, tardía, se hace en medio de la etapa de discusión del Proyecto de Presupuesto 2015, cuando pudo incluirse en el ejercicio fiscal de este año siendo una actividad previsible, en lugar de someterlo a la contingencia de un crédito adicional.

Indicó que son otros los planteamientos que deben ventilarse en el parlamento, contextualizados en un adecuado enfoque de las relaciones civiles-militares y, al respecto, recordó que la bancada democrática de la oposición introdujo en 2013 un Proyecto de Ley de Defensa y Desarrollo de la Fachada Atlántica: “materia importante y decisiva que ejemplifica muy bien la contrición que espera la institución castrense, suscrita por los parlamentarios que pisamos el territorio venezolano del Esequibo”.

Igualmente, señaló la importante cifra favorable la Universidad Militar que contrasta con la dramática escasez de recursos otorgados a las universidades públicas y autónomas, donde la juventud venezolana ha encabezado una formidable lucha cívica y pacífica por los valores y principios democráticos en procura de libertad. Ilustró su exposición con las severas dificultades que tiene la Universidad Central de Venezuela para preservar un patrimonio declarado como de la humanidad por la UNESCO.

Cerrado el debate, el diputado Darío Vivas, quien dirigía el debate, sin hacer uso de la palabra como establece el Reglamento Interior y de Debates, descalificó la Intervención del diputado Barragán negándole el derecho a toda réplica, como insistentemente lo pidió.

Fotografías: Tomadas por el diputado Abelardo Díaz: una,  mientras el diputado Luis Barragán solicita la palabra persistentemente; y, la otra, en medio de su intervención, tal como se vió desde el Hemiciclo Protocolar cuando - sin suspender la sesión, como es costumbre - servían el almuerzo.

domingo, 23 de noviembre de 2014

CAZA DE CITAS

"A la sociedad, enferma, electrizada y acostumbrada a la mentira, le costaba asimilar la verdad; no se sabía qué hacer con ella"

Vitali Shentalinski

("Esclavos de la libertad. Los archivos literarios de la KGB", Círculo de Lectores, Barcelona, 2006: 436)

Ilustración: http://archinect.com/news/article/64541117/kingdom-of-kitsch

NOTICIERO RETROSPECTIVO






- Alfredo Planchart. "Angustia y pedagogía". El Nacional, Caracas, 21/03/1980.
- Luis Beltrán Prieto Figueroa. "Pido la palabra: Texto y educación gratuita". El Nacional, 19/09/72.
- Arturo Uslar Pietri. "Pizarrón: La devaluación de los intelectuales". El Nacional, 15/01/89.
- Miguel Acosta Saignes. "En la Universidad Ezequiel Zamora". Últimas Noticias, Caracas, 28/04/77.

Reproducción: Graduación en la UCV. El Universal, 21/11/1964.

EL POPULISMO DE LA RUINDAD ESPIRITUAL

Derecho constitucional de la cultura
Luis Barragán


A principios del presente año, Xiomara Leticia Moreno publicó “Arte, cultura e historia. Cinco artículos” (UCV, Caracas). Particularmente nos ha interesado el último, dedicado a la constitucionalidad de la cultura en Venezuela, aunque los restantes lucen de una profundidad y amenidad  que reclaman un posterior y decidido desarrollo editorial que hoy la escasez de recursos niega.

Harto pedagógicas las avenidas que desembocan en el tema final, incluyendo la doble vía conceptual de la cultura, o las especialidades que despuntan como la del politólogo en un ámbito internacional cada vez más necesario de atender. La autora cuida muy bien los términos de su exposición, señalizando nuevos caminos, reactivando el semáforo de otros, avisando de distintas líneas ferroviarias, luego de invocar los viejos caseríos y vehículos. Empero, nuevamente ha faltado el seguimiento y el juicio crítico, el empeño actualizador y desafiante a la ya larga gestión cultural de un ya largo gobierno nacional.

La referencia constitucional luce impecablemente didáctica y formal, imponiéndonos de una distinción entre las cartas de 1961 y 1999, añadida la del  INCIBA/CONAC y las entidades de hoy.  A juzgar por esta pequeña antología, suscita nuestra preocupación la ausencia de toda la discusión y sanción de la Ley Orgánica de la Cultura por agosto de 2013, ahora gravitando en una inesperada situación jurídica:  esperamos los aportes indispensables de la academia para una futura labor de las correcciones necesarias, despejando algunas dudas – por ejemplo – al concebir la autonomía de las nuevas “Fundaciones Gubernamentales” como semejantes a las de los otrora institutos autónomos (47), reivindicar la cultura digital (29 ss.) como ni siquiera la reconoció el oficialismo que rechazó nuestra propuesta en el seno de la Comisión de Cultura sobre ésta, la cultura gastronómica u otras facetas, profundizar en el indispensable artículo 2 de la Constitución de 1999, por ejemplo.

Lejos estamos de descalificar o demeritar a la autora, por cierto.  Existen vicisitudes, planteamientos y eventos que tardan demasiado por el juicio decidido de una academia temerosa de los aportes que puedan interpretarse ideológica y políticamente, según el ineludible conflicto actual, retrayéndola inexplicablemente.

Década y media de una estrepitosa gestión, agotado el populismo de la ruindad espiritual hasta sus últimos rincones, esperamos una evaluación serena, profunda y retadora de especialistas como Moreno.  Vale decir, actualizadora de la constitucionalidad cultural que ha tenido ahora con el madurato un tropiezo, mas no el agotamiento.
Fuente:
http://www.noticierodigital.com/2014/11/derecho-constitucional-de-la-cultura/
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=1061931

JUGAR CON EL DOLOR AJENO

De un misil psicológico
Luis Barragán


La semana pasada, acudieron a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional los representantes del comité de víctimas de las guarimbas y, en su nombre, dos personas ocuparon la tribuna de oradores dando un testimonio conmovedor de lo que lamentablemente ocurrió con sus esposos a principios de año, aunque una de ellas – efectiva del componente - entre lágrimas  insistió en defender a la Guardia Nacional Bolivariana, como si ésta fuese objeto de persecución. Ambas, hallaron cupo en medio de las acostumbradas solicitudes de créditos adicionales, tomado también un flanco del palco para invitados.

El referido comité surge bajo el evidente estímulo y empuje de una estrategia gubernamental parecida a la implementada después de los consabidos hechos de abril de 2002, intentando apropiarse de una tragedia que indudable y cínicamente generó al desconocer el derecho constitucional a la cívica, libre y espontánea protesta de los jóvenes venezolanos.   Y, aunque respetamos profundamente el testimonio ofrecido en la sesión,  obviamente la jefatura parlamentaria del gobierno no se atreve siquiera aceptar que los familiares de los más de 40 jóvenes muertos en los meses anteriores, pisen el centro histórico de la ciudad capital para consignarle la más inofensiva solicitud de audiencia: es decir, las víctimas sobrevivientes de la represión no tendrán ocasión para que todos los parlamentarios  las oigan, excepto acudan a una comisión insólitamente convertidos en victimarias.

Por supuesto, carente de todo pudor,  la bancada oficialista dijo redondear un magnífico acto propagandístico de escasos antecedentes en Venezuela, salvo los que ella ha marcado en una década. La dirección de debate sentenció a Leopoldo López como el asesino, negándose a los otros dos o tres nombres que adicionalmente acostumbra en sus campañas de laceración política, con la intención de estigmatizarlo frente a la entidad castrense: no por casualidad que uno de los testimonios fue de una activa integrante de la Fuerza Armada que jamás sería autorizada ni invitada para decir lo contrario.

Los parlamentarios de la oposición escuchamos atentos, respetuosa y silenciosamente. Hubo la tentación de responder y colegas como Juan Pablo García o Freddy Marcano así lo deseaban, pero se impuso la prudencia: concluyó el punto, y el oficialismo prosiguió afanosamente cumpliendo con el cometido de las faltantes solicitudes crediticias.

Harto descaradas, deshonestas y groseras, operaciones propagandísticas como la que nos sirve de ejemplo, incluyendo el poderoso  misil psicológico  que lanza desde la institución parlamentaria, jamás pueden realizarse impunemente. Advierten de una putrefacción ética que acarrea severas consecuencias, así los promotores se crean relevados de toda responsabilidad ya que – mintiéndose – el poder les pertenece y pertenecerá por siempre.
Fuente:
http://opinionynoticias.com/opinionpolitica/21124-de-un-misil-psicologico
Fotografía tomada de Google Imágenes.