jueves, 22 de junio de 2017

#A350tear350teando

Las manifestaciones públicas contra el gobierno, también constituyen - en autopistas y avenidas - un motivo para exhibir las pancartas elaboradas en casa, con el ingenio y la rabia que sentimos y censura esta dictadura. Sobre todo cuando se oyen comentarios malsanos, los que adulteran o buscan adulterar las realidad irreemplazables: Hay un caudal de entusiasmo popular por la constituyente. Así dice el periodista, comentarista, burócrata de los medios oficiales, desgraciadamente para mirarse al espejo sin vergüenza, banalizador del mal. Por cierto, ayer se levantó una estampida digital de indignación, burla y rechazo por el tweed del alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, llamando a innovar la protesta con el instagram para invocar el 350. Tiene toda la razón la gente que, a su vez, lo protestó, por necio. Sin embargo, ¿cuál hubiese sido la reacción de haber suscrito David Smolanski, el alcalde de El Hatillo, ese llamado? Sin dudas, diiferente, porque en uno hay la desconfianza que no la hay en el otro. Nos permitimos acotar un comentario adicional: en este blog, hasta el presente, hay 8745 archivos acumulados y, con todas las excepciones y los errores de tipeo que se quieran, están indizados o indexados. Seguros de tener piezas que lo incluyen, recordando referencias recogidas en Tribuna Popular de 1950 u otros medios de los sesenta, tratamos anoche de ubicar a Pompeyo Márquez para el texto de Guido Sosola y, muy mezclado, apareció una sola referencia directa: una entrevista de estos años, realizada por La Razón. ¿Estamos en los límites de blogspot? (LB)

DE LOS POLÍTICOS



Érase Santos Yorme

Guido Sosola

Diferente, algo diferente. Pompeyo Márquez perteneció a la estirpe de dirigentes políticos que combinaron muy bien la acción y el pensamiento, responsables de sus actos, capaces del evento más audaz y del párrafo más sesudo, organizador a la vez que cultivador de la palabra.

Érase hombre de pelea, en el cuerpo a cuerpo y en el plano de las ideas. Arriesgó el pellejo durante la dictadura de Pérez Jiménez, en las guerrillas y supo rectificar a tiempo. De haber tenido veinte años menos de edad, como otros igualmente marxistas, socialdemócratas, socialcristianos, liberales o tecnotrónicos, el cuento de la oposición venezolana hubiese sido diferente.

Pudo tener y los tuvo, todos los defectos del mundo, pero no era – por un lado – el codicioso que, teniendo por pretexto una revolución, además, impensada, se enriqueció por todos estos años, o enriqueció a sus hijos y se rodeó de testaferros siendo capaz de aplaudir la feroz represión de un gobierno que privilegia a los muchachos como destino final de un disparo.  Y – por el otro – no era el abnegado pescuecero que explota cada ocasión, piratea políticamente con maniobras mediáticas, pantallero que da infinitos codazos para aparecer en la foto, tuitero de enfermizos sueños de grandeza.

Si me dieran a elegir una etapa de su vida para ejemplificar al conductor político que extrañamos, citaría aquella separación dramática del PCV, siendo de nuevo su secretario general. Participó en un amplísimo y profundo debate, rompió con el pasado y se atrevió a fundar el MAS que, independientemente de la quiebra ética que lo devoró al entrar el siglo XXI, fue en su momento una respuesta a esa izquierda cavernaria y entreguista que, por una asombrosa ironía, hoy es gobierno en Venezuela.

Santos Yorme, el legendario, deja un testimonio de vida que ojalá ocupe la atención de esta nueva generación que muy bien retratan los escuderos, los muchachos de la resistencia a quienes, por cierto, les llegará el momento de definir vocaciones y superar esta bastarda herencia que nos ha dejado la antipolítica. Porque, frente a la brutal y embrutecida dictadura, con expresiones equivalentes en las inadvertidas sucursales de la oposición, la política va mucho más allá con sus poesías y realidades.

miércoles, 21 de junio de 2017

LEJANOS '80

Foto con historia. El ex presidente Caldera, en Lanzarote
marzo 22, 2010
Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuestro archivo rescatamos esta inente:teresante foto de la visita del ex presidente de la República de Venezuela, doctor Rafael Caldera Rodríguez (1916-2009), a la isla de Lanzarote, en uno de sus varios viajes a Canarias en los años ochenta. Le vemos apenas desembarcar del avión que le trajo desde Gran Canaria, un DC-9 de Iberia bautizado Ciudad de Santa Cruz de La Palma –actualmente convertido en monumento estático en el aeropuerto de Madrid-Barajas- junto al presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria, Fernando Giménez Navarro; el cónsul general de Venezuela en Canarias, Jesús Enrique Márquez Moreno; su esposa, Alicia Pietri de Caldera; su hija Mireya, dos de sus nietos y su asistente personal.

Rafael Caldera, a quien tuvimos ocasión de tratar personalmente, fue una de las personalidades más relevantes de Venezuela en la segunda mitad del siglo XX. Dos veces presidente de la República, político relevante, humanista y muy culto, dejó en Canarias una huella imborrable, donde se ganó el afecto y la amistad de su gente y siempre se mostró orgulloso de su ascendencia palmera. Este historiador, entonces inmerso en la profesión periodística, recordará siempre unas declaraciones en exclusiva, cuando abandonaba Tenerife desde el aeropuerto del Sur para regresar a su país: “Los canarios –dijo- siempre han contribuido generosamente al engrandecimiento de Venezuela”. Esa frase nunca se me ha olvidado y han pasado más de 25 años.

El cónsul Márquez Moreno, sin duda el más relevante de cuantos diplomáticos de carrera han pasado por el consulado general de Venezuela en Canarias, contribuyó muy decididamente a que el acercamiento entre las dos orillas alcanzara el nivel que conocemos en la actualidad. En 1974 fundó la Casa de Venezuela en Canarias, gestionó con indudable éxito la presencia en las islas de relevantes figuras de la política, la cultura, la economía y la sociedad del país hermano, potenció el conocimiento de la ascendencia canaria de destacados próceres y personajes de Venezuela, acercó la cultura y el paisaje de Venezuela a todos los rincones del archipiélago, dejó constancia de una parte de su inmensa labor en un libro titulado “El Atlántico. Canarias y Venezuela”  y, en resumen, hizo posible el estrechamiento del abrazo fraternal que hoy nos emociona. Nadie como él supo hacerlo y pocos como él saben tanto de amistad, generosidad y afecto.

Fuente:https://venezuelaoctavaisla.wordpress.com/2010/03/22/fotos-con-historia-el-ex-presidente-caldera-en-lanzarote/

domingo, 18 de junio de 2017

LA MIRADA MÚLTIPLE



El diseño gráfico de la coyuntura política

Ox Armand

Siempre la tuvo, pero hoy es demasiado relevante su importancia con la vertiginosa instantaneidad de las redes sociales. No hay obrar político, por muy pensantes o muy prácticos que sean los partidos, gremios, sindicatos o cualesquiera organizaciones, sin un ingenioso diseño gráfico que pueda distinguir un mensaje entre los miles que compiten por llamar nuestra atención. A veces, hay un virtuosismo publicitario colindante con una pieza plástica de las mejores y, otras, una elaboración burda que hace preferible el silencio con el que no media diferencia alguna. El mejor ejemplo consiste en el llamado a la concentración que será multitudinaria en Caracas, el lunes 19 de los corrientes. No pretendemos un análisis de fondo sobre las piezas ya conocidas – sobre todo – en la tarde del día anterior, pues toda aparición debe ser oportuna para que sea eficaz, a sabiendas que, horas después, es parte de un archivo que se olvida.

 Apartando la iniciativa de los internautas que individualmente hacen lo suyo, con un frecuente sentido de humor y hasta de descalificación personal de los gobernantes, la convocatoria opositora tiene por motivo central la imagen de una multitud en movimiento o que se le supone en movimiento. Además del logotipo, los colores corporativos de cada partido hacen la diferencia, pero también la leyenda utilizada.  A veces, es más fácil que un partido se caracterice como Vente Venezuela (“Vente a Caracas”), otras la fuente y el tamaño de las letras pueden suplir la ausencia de una consigna de impacto. En ésta muestra, Primero Justicia deja espacios libres que, por lo que general, copa con el amarillo y el negro que lo explican propagandísticamente: el color plano, con un amarillo vivo y un negro que comunica sobriedad, es preferible a la confusión o combinación de ambos, llevándolo a una suerte de concha de cambur que, por cierto, ha hecho célebre a artistas como Thomas Baumgärtel. El volante digital de la MUD suele ser abigarrado, compacto, acaso “literario” cual suerte de guía telefónica. Demasiado frecuente, Acción Democrática ni Un Nuevo Tempo exponen piezas coleccionables, porque – simplemente – no las hacen. Hay más una postura política de pasar agachados que ahorro de diseñadores gráficos que, en verdad, son caros en la medida que deben producir sus láminas para un perecedero aunque intenso momento.

Por lo pronto, deseamos subrayar dos o tres notas características de esta “explosión” del diseño coyuntural. Por un lado, se exige del diseñador algo diferente de lo que normalmente se ve en las redes, por lo que es completamente inútil el empleo de programas informáticos que prefabrican el diseño con los motivos, estilos y contenidos harto conocidos. En lo posible, se pide bastante invención en un terreno en el que no es fácil. Quizá estamos en presencia de una futura revolución publicitaria en Venezuela cuando todo esto pase, la cual hará de las vallas en las autopistas y de los segundos televisivos, una morisqueta devorada por el banner

Por otro, nada más aburrido que la uniformidad del mensaje, como algunos lo desean. La vivacidad de la política de calle se expresa por las múltiples versiones que tiene en las redes y, en el caso de las convocatorias a marchas, concentraciones y afines, responden o tiende a responder a los distintos públicos que se desean alcanzar. Esto no es el  viejo anuncio de la prensa de papel que reclamaba atención para ver u oir a un dirigente en una programa de televisión o de radio. Hay algo más. Y, finalmente, está el asunto de la identidad, porque si bien se impone la unidad de los más variados factores políticos y sociales de la oposición, en la medida de lo posible hay una lucha por identificarse, no perder los naturales matices que enriquecen esa unidad. Todo lo dicho contrasta con la fastidiosa uniformidad gubernamental de la publicidad y propaganda, propia del totalitarismo que no se arriesga a diferenciación alguna, por humilde que fuese. Por todos estos años, cuentan hasta con fuentes, contenidos y estilos muy propios, sumamente caros en el mercado, pero hasta el color rojo se les convirtió en una poderosa limitación: el diseño no puede hacer milagros cuando la realidad está signada por la muerte de más de setenta jóvenes en las jornadas de protesta.

Post-data LB: No entra en la muestra UNT. El tweed tiene fecha 17/06/17, pero no lo habíamos visto. Se va el texto a Opinión y Noticias que, por cierto,  tiempo sin publicar a OA, con esta pieza ausente. Nos preguntamos, inevitable, por qué no tan visible. Puede decirse que es un poco más "minimalista".  Nos parece que no se lee (es decir, al primer vistazo). 

Incluso, conjeturamos, el diseño es propio del aafiche que se ve a distancia. Las redes sociales, al contrario, son callejuelas, calles, avenidas y autopistas y que pide la mirada cercana. La torre de Parque Central, por emblemática que sea, se pierde. Es ua edificación más con prevaleciente cielo azul.

Parece una portada de esos libros de mesa sobre arte o turismo. La propaganda y publicidad política tiene sus propias características.

Todavía no tenemos noticias de AD o de otra organización. Quizá no corren con tanto éxitos los diseños en las redes o, mejor y peor, nuestras cuentas están muy limitadas. 

CAZA DE CITAS

"Tal vez tengo cosas en mi vida que no me perdono ... Entonces, si no me perdono, es bastante difícil que pueda sentir el perdón de Dios ... porque siempre mantendré en mí una herida profunda"

Ignacio Huarte, SJ

("... Despertar a la vida diferente... Guías de ayuda para hacer los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola", Editorial ExLibris, Caracas, 2014: 171)

NOTICIERO RETROSPECTIVO

- Entrevista al Arq. Julio Navarro Gutiérrez: "Una nueva arquitectura en Caracas". Élite, Caracas, nr. 1632 del 05/01/1957.
- Lyda Zacklin. "Premio Municipal de Novela: La transgresión erótica" ("Después Caracas" de José Balza). El Globo, Caracas, 28/07/96.
- J.M. Siso Martínez. "Planes para cien años". El Nacional, Caracas, 16/12/60.
- Entrevista a Ludovico Silva. "Proceso a la alta cultura: Hacia el primer congreso cultural sobre dependencia y neocolonialismo" (VI). Vea y Lea, Caracas, nr. 50 del 28/09/70.

Fotografía: Dip. Erwin Burguera, junto a un periodista por ahora no identificado. Biblioteca de la Asamblea Nacional.